DIA MUNDIAL DEL AGUA - Anilinas Montblanc

En el Día Mundial del Agua, el cambio empieza en casa
El próximo 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua para recordar la relevancia de este líquido esencial. A pesar de que todas las actividades sociales y económicas dependen en gran medida del abastecimiento de agua dulce y de su calidad, 2.200 millones de personas viven sin acceso a agua potable.
Este año el Día Mundial del Agua trata de lo que significa el agua para las personas, su verdadero valor y cómo podemos proteger mejor este recurso vital. La forma en que valoramos el agua determina cómo se gestiona y se comparte.
.
.

¿Cómo está el agua en tu país?

Descubre el porcentaje de agua potable, la calidad del agua, la población que tiene acceso a servicios de saneamiento o la proporción de aguas residuales que son tratadas de forma segura en este mapa interactivo de las Naciones Unidas, aquí.

.

.

¿Sabías qué?

  • 1 de cada 3 personas viven sin agua potable.
  • Un sistema de saneamiento y un suministro de agua adaptados al cambio climático podrían salvar la vida de más de 360 000 bebés cada año.
  • Si limitamos el aumento del calentamiento global a 1.5°C por encima de los niveles preindustriales, podríamos reducir la sequía causada por el clima hasta en un 50%.
  • El clima extremo ha causado más del 90% de los desastres mayores en la última década.
  • Para 2040, se proyecta que la demanda mundial de energía aumente en más del 25% y que la de agua se incremente más del 50%.
  • .

Tarea de todos

La celebración de este día nos brinda la oportunidad de ampliar la responsabilidad que cada uno tiene con relación a este recurso indispensable para el ser humano.

Se trata de pequeños hábitos que ayudarán a formar una actitud consciente ante el medio que nos rodea, y del cual formamos parte. En la actualidad Anilinas Montblanc está comprometida con el medio ambiente al trabajar con proveedores de materias primas certificadas y eco amigables en sus procesos de producción, con el fin de contribuir a disminuir la huella de carbono.

¿Cómo contribuir?

Una forma de apoyar es extender la vida útil de tus prendas y darles un nuevo uso agregándoles parches, encajes o bordados, o tiñéndolos de un color distinto. Por otra parte, las telas con las que están hechas las prendas las puedes utilizar para forrar cojines o un sofá.

Esta acción es más grande de lo que crees, ya que al evitar la sobreproducción de ropa, estás contribuyendo a reducir la emisión de gases a la atmósfera, a disminuir el vertido de aguas residuales y a reducir el uso de fertilizantes y sustancias químicas.

¿Te imaginas el impacto positivo que generaría en el medioambiente si todos hiciéramos lo mismo? Como ves, se trata de pequeños hábitos que nos dan la oportunidad de tener una mejor calidad de vida. Pongamos nuestro granito de arena y heredemos un mejor lugar a las futuras generaciones.


Suscríbete